Colaboración

Enfoque: ¿Por qué Convertirse en Consultor Autónomo?

por qué convertirse en consultor autonomo

Quizás este año es un punto de inflexión para relanzar su vida profesional. Si convertirse en un consultor autónomo no es una decisión que deba tomarse a la ligera, la llamada del mar abierto puede empujarle a poner en práctica sus habilidades en su propio negocio. ¿Por qué no se convierte en consultor autónomo para aportar su experiencia a los profesionales?

Profesión en plena efervescencia, el consultor independiente pone su habilidad, su dinamismo y su flexibilidad al servicio de las empresas o de los dirigentes independientes que desean desarrollarse. Al haberse convertido en un recurso esencial, las empresas que buscan competencias pueden recurrir a ellos directamente.

¿Cuál es el trabajo de un consultor independiente? ¿Qué es y cuál es su función? ¿Por qué elegir esta actividad? ¿Cómo puedo empezar como consultor autónomo? Estas son otras tantas cuestiones que es importante conocer para dedicarse a esta profesión y ejercerla de forma autónoma.

¿Qué es la profesión de consultor independiente?

La definición de la profesión de consultor

El consultor autónomo es ante todo un experto que aportará su experiencia a las empresas o a los dirigentes independientes que deseen mejorar sus operaciones en un ámbito concreto. Ofrecerá su experiencia para resolver un problema concreto.

Al hacerse autónomo, el consultor independiente se centra en su red profesional o en su cartera de clientes.

Competencias profesionales

Para ejercer esta profesión, el consultor independiente tiene experiencia profesional y sólidos conocimientos en su campo de intervención. Puede tratarse de un campo específico como la consultoría de gestión, el derecho, la gestión de recursos humanos, las finanzas, etc.

Debe conocer el mercado de sus futuros clientes para ofrecerles un asesoramiento adaptado a sus necesidades. Además, esta profesión requiere una gran capacidad para sintetizar y analizar la información utilizando las herramientas y los métodos adecuados.

Con un alto nivel de experiencia en su sector, también tiene las habilidades interpersonales necesarias para adaptarse a cualquier tipo de problema al que pueda enfrentarse una empresa o un líder.

Requisitos para ser consultor independiente

Como confirma nuestro colaborador, Laurent de Rauglaudre, una de las principales cualidades de un consultor independiente es su capacidad de escuchar. Un consultor debe tener un buen sentido de la escucha para comprender mejor las realidades de su cliente y poder aportarle soluciones adaptadas. Dentro de una empresa, escuchará los puntos de vista de cada actor. Es él quien hará que los equipos trabajen juntos para desarrollar el proyecto de la empresa. 

El consultor libre no teme el contacto y tiene un aspecto relacional fácil. Debe ser capaz de ganarse la confianza de sus interlocutores sin perder la calma. Solo a los mandos de su actividad, muestra una organización irreprochable en la que nada se deja al azar.

Todas sus cualidades son la garantía de la credibilidad del consultor independiente frente a sus clientes. Si le falta alguna habilidad, no dudará en seguir cursos de formación o en aprender por sus propios medios a ir más allá del simple marco de su profesión.

Cuál es el trabajo de un consultor?

¿Cuál es el papel de un consultor independiente?

Un consultor independiente interviene en un problema muy concreto de su cliente. Es una actividad de consejos para empresas o un profesional independiente.

Para mejorar el funcionamiento de una empresa o el desarrollo de la actividad de un dirigente, la misión del consultor será:

  • observar, escuchar e identificar las necesidades y expectativas de su cliente
  • ayudar a sus clientes a aclarar su visión
  • analizar y evaluar la viabilidad y adecuación de su misión
  • determinar los medios que deben aplicarse para satisfacer las expectativas del cliente
  • ofrecer soluciones adecuadas
  • plan y seguimiento de su misión.

Nuestro colaborador Laurent de Rauglaudre resume así el papel de un consultor independiente:

  1. Hacer: se interviene en una empresa para realizar el trabajo que ya se sabe hacer.
  2. Enseñar: vamos a estructurar las cosas que sabemos hacer para que los clientes las hagan suyas (puede ser en forma de cursos de formación, seminarios, etc.).
  3. Inspirar: asesoramos a los clientes para llevarlos a un nivel superior (con sesiones de coaching, animación, conferencias).
Los 3 tipos de misiones para un asesor gratuito

Las ventajas de convertirse en consultor autónomo

Por lo general, es más ventajoso trabajar por cuenta propia que por cuenta ajena en una empresa de consultoría. Por lo tanto, la actividad de un consultor independiente puede formar parte de las soluciones para recuperar su libertad. Pasar de Empleado a Autónomo conlleva ventajas tanto personales como profesionales.

Ventajas personales

El tiempo

¿A quién le ha faltado nunca tiempo para dedicar a su familia, a su pasión o a sus aficiones? Al convertirse en consultor independiente, ya no tendrá más limitaciones de tiempo que las que usted mismo se imponga. Eres tú quien decide a qué hora del día te dedicas a tu actividad profesional. Usted mismo organiza su tiempo de trabajo.

El lugar de trabajo

Puedes limitar los desplazamientos diarios y trabajar desde casa o donde te convenga. Las citas con los clientes le permiten salir de casa para no quedarse completamente aislado. Ahora estás a cargo de tu lugar de trabajo.

Ventajas profesionales

La elección de las misiones

Los consultores autónomos son libres de elegir sus encargos y, por tanto, sus nuevos clientes. ¿Le interesa más una empresa que otra? Por lo tanto, puede elegir el que mejor se adapte a su campo de experiencia.

La oportunidad de evolucionar

Convertirse en consultor independiente es una gran oportunidad para ampliar su campo de actividad y enriquecer sus habilidades. Cuanto más avance en la profesión, más querrá aprender.

Aunque ser consultor independiente tiene muchas ventajas, también hay que tener en cuenta algunos retos. La mejor solución es buscar el consejo de otros consultores para hacerse una idea.

¿Cómo puedo empezar a trabajar como consultor independiente?

Convertirse en consultor es un reto. Si has sido empleado, verás que entrarás en un nuevo entorno, en un nuevo mundo, al empezar como consultor independiente. Para dar este paso hacia la libertad, le aconsejamos que siga el curso de formación “Convertirse en Consultor Libre“, de nuestro socio, Laurent de Rauglaudre.

Formación para ser consultor libre

Esta formación está dirigida a los empleados que tienen el proyecto profesional de convertirse en consultores libres, o a los consultores que quieren desarrollar su negocio.

Siguiendo esta formación en línea, podrás:

  • aclare su proyecto
  • encontrar clientes sin competencia
  • factura al ritmo de la mejor
  • desarrolle su negocio
  • deja de lado a tu farsante interior
  • amplíe su red
  • gestionar bien su negocio

Si tú también quieres lanzarte a una de las profesiones de moda en los últimos años, apúntate a la formación de nuestro socio, Convertirse en Consultor Libre.

¡No esperes más para cambiar tu vida!